Esto de media nos dice que cada familia está tirando 24 comidas al mes directamente al cubo de la basura, por un valor aproximado de 60£. Eso es más de 700£ desperdiciados en el presupuesto del hogar medio cada año.

Si usted echase un vistazo a la cantidad de pollo que tiramos cada año, podríamos decirle que equivale a 86 millones de aves. ¡Pobres pollos! Cuando se expone de esta manera, es difícil no estar de acuerdo en que se debería hacer algo sobre los residuos innecesarios que generamos. Solveiga Pakstaite ha dado un paso al frente.

Solveiga es un graduado del diseño industrial que tenido la idea de algo llamado Marca de Bulto (Bump Mark). Es una etiqueta especialmente adaptada pegada al envase de alimentos que cambia de forma cuando el producto del envase se deteriora.

Aparentemente la idea de Solveiga se basaba en ayudar a que la gente ciega fuese capaz de ver cuando un alimento está caducado cuando no pueden ver la fecha de caducidad. Vieron una oportunidad de desarrollar todo esto y pronto se dieron cuenta de que el alcance de todo esto iba más allá de únicamente ser una ayuda para la gente ciega.

Si la comida está fresca la etiqueta de Marca de Bulto es lisa y curva, pero cuando la comida se va deteriorando, la comida produce un bulto, viniendo de ahí su denominación. El ingrediente especial en este proceso es la gelatina, que al ser un material orgánico se deteriora al mismo ritmo del que lo hace la comida que está en el interior del envase. Se aplican diferentes cantidades de gelatina al etiquetado que reflejan el ciclo de vida del producto. Por ejemplo, el pollo se pone malo más rápido, por lo que se utilizan menores cantidades de gelatina en la etiqueta en comparación a las que se utilizan por ejemplo con el queso.

La gelatina está formada de vínculos y se hace líquido una vez que la bacteria se ha comido dichos vínculos. Esto cambia su estado y genera el bulto, permitiendo al consumidor reconocer que la comida ha expirado. Las fechas de caducidad estimadas muchas veces son demasiado conservadoras, lo que significa que muchas veces se tira comida que es perfectamente ingerible.

Todavía se está desarrollando este proyecto, pero después de haber ganado premios a la innovación como el de James Dyson, puede ser algo que implementemos a nuestro etiquetado en un futuro cercano.
Solveiga hace referencia a que algunos vegetarianos no querrán usar la gelatina (siendo un producto animal) y por eso puede ser que esta idea se limite solamente a productos cárnicos y lácteos, siendo todo esto todavía un concepto intrigante. Estamos deseando ver cómo se desarrolla todo este asunto, ¡aunque solamente sea por el bienestar de los pollos!

easy-lock-logosliderite-logo el-zip-logo
logo-PAFApact-logobrc-logo2iso-9001-logoiso-14001-logo

Horario de Oficina

Nuestra línea de soporte está abierta de lunes a viernes entre las 8am y las 6pm. Llame al: +44 (0)1926 651451

sales@tylerpackaging.co.uk

Oficina Central

Tyler Packaging Ltd
Fosse Way, Chesterton, Leamington Spa, Warwickshire, CV33 9JY, UK